sábado, 3 de octubre de 2015

¿Que pasa aquí?

¿Que hos**** pasó?

Sabía que me echaríais de menos. Y los que no, que os jodan. Me he fumado los suficientes canutos hasta estar tan estrellado, que me apetezca escribir.
Seguro que estaréis pensando el motivo por el cual dejé de escribir. Pero en realidad, no lo hice. He mantenido el habito de escribir en una libreta esas cosas tan extrañas y propias de mi que se cruzan por mi cabeza. Y pensaréis... -¿Donde están?- ó, -¿Donde las guardas?-
en mi cabeza chicos, en mi cabeza. Algún día las escribiré todas y podréis seguir riendo.

Pero bueno, dejé de publicar contenido por desmotivación, vacaciones y por la afición que le he cogido a la botánica. La cual me roba mucho tiempo. También he montado en globo y he nadado en una piscina olímpica llena de cactuses. Y creo que después de tanto tiempo quitándome espinas de todas las esquinas de mi cuerpo, es hora de escribir un poco. Así lo veo yo... y mi doble personalidad no se ha quejado, respecto a eso.

En lo que al contenido respecta. Bah. Va a ser el mismo rollo con más locuras.

" Nunca supe ni sabré  
definir mi contenido." - El rey de este blog.

Y un gran paso; voy a intentar mejorar la interfaz del blog y así facilitar el orden del contenido. Ah y algo que se me ocurrió fue intentar darle más uso al blog. Me explico, usarlo más. ¡Badum tss!
No, pero me gusta entretener al lector. Trato de que se sienta en la misma onda. Y muchas veces es difícil. Y a la vez un factor a tener en cuenta es que todos los lectores no comparten los mismos gustos.

Por ejemplo si quiero tratar de dar miedo, puede que a alguien no le de miedo por ejemplo... no sé. El personaje que se esconde debajo de la cama. No hay huevos a mirar debajo de la cama.

Eso es todo bandidos. Y hoy no hay fotos porque no me da la gana.